El Éxtasis

Cerré los ojos y abrí el portal. Millones de colores cruzaban el bosque de punta a punta como jóvenes láseres que jugaban a zambullirse entre las ramas. Creí haberlo visto todo hasta ese momento. Creí entender el funcionamiento de las cosas, los hilos del universo. Era cierto, pero no. Adoraría haber predicho ese sabor a galleta de canela y miel. Mis sentidos adormecidos, ahora se expandían en todas las direcciones extasiados de sonido; no son cinco, nunca lo fueron. Siempre estuvieron ahí y recién hoy están despiertos. Puedo sentir mi estómago danzar saciado, mis cabellos esponjosos rebotando en el viento. Mi mirada brilla tanto que por instantes veo proyectar mi aura. ¿Cómo puede ser cierto? Mis pies no tocan el suelo. Puedo sentirlo, puedo sentir el calor pero estoy flotando. Una decena de pájaros morados, verdes y anaranjados cruzan bajo las estrellas de un cielo amarillo crema. Quiero abrazarlo todo. La sonrisa se me expande en carcajadas suaves, las manos me laten: siento el respirar del planeta. Somos cosmos. En él vivimos y parte de ello somos. Debo abrir los ojos, prometo recordarlo todo.

1 Comment

  1. Hace un tiempo me diste las gracias por leerte; e intentaste, con buenos resultados, reabrir el blog… Y tu perfecta capacidad de llevarme y traerme a dónde lugar escribas y dibujes… Debo abrir los ojos… prometo recordarlo todo… Un gran abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s