Buenos Aires

Estoy cansada, pasada.

Me quiero acostar, relajar, dejar de fumar, ponerme a leer, hacerme algo rico de comer, escribir un cuento con duendes, detenerme en los puentes, observar caras en los subterráneos -ida y vuelta sin amedrentarlos- y como un fetichista observador recolectar gestos, historias sin tiempo. Leer en sus ojos el deseo, el paso del tiempo curtido en los dedos. Hablar con desconocidos y desearles un buen día, sonreírles como si fuera su única alegría. Respirar magia en las ventanas y no almas encerradas en esta ciudad que apelmaza, que aleja los cuerpos y desconecta de la tierra.

Los edificios son tan altos que no se acercan al cielo sino al espanto de la necesidad de amontonarnos pero sin tocarnos. Quiero sentirme bailarina, no por como estoy vestida, sino por como se mueve mi cuerpo en cada esquina.

2 Comments

  1. Haberme anexado a esta web hace que:

    1. Todo lo que compartas me llegue al mail.
    2. Te lea.
    3. Festeje.

    Y como todo lector debo dar atención hasta en las cosas más minúsculas… Te pido que saques esa etiqueta de “angustia”… Y prosigas con tus relatos… De cuore a cuore!

    Buenos Aires… Tu escritura… Hablar con desconocidos… Te deseo un buen día y que la rompas en Buenos Aires!

    Me gusta

  2. De vez en cuando… cada no tanto tiempo… relojeo este Buenos Aires… Inevitable no poder conllevarlo, en su ritmo y en su atmósfera… Madre ausente de incontables ciudades.
    No calles el pulso de compartir letra.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s