Recién intentó soñar amor

¡Ay, si supieras lo que la risa genera! Libera el susto de la muerte al segundo.

Ella se esconde entera, ahí justito entre el pecho y la pena. Se alimenta, sí, se alimenta, de realidad cruenta y soledad eterna. Y sueña que es cierto lo de cantar y bailar, cree poder abrazarlo todo en un “Ja Ja Ja”.

Ella es ingenua, no tiene maldad. Siempre corre tras lo que llaman vitalidad.
No es que no sepa llorar, simplemente le aterra ese agua que la viene a tapar. Su pesadilla es ahogarse y dejar de jugar. Y tiene un secreto que debemos guardar: si le hablan de amor, no entiende que instrumento tocar. Es que un día le dijeron que eso era irreal. Así que, quizás es verdad la leyenda.
La risa no es una ofrenda, es una alerta: un pedido desesperado de un abrazo inesperado.

2 Comments

  1. … “no entiende que instrumento tocar”… A veces, hay instrumentos que no entienden por qué los tocamos… Son dos caminos opuestos, no por eso inverosímiles… Tal vez ese abrazo inesperado se encuentre entre opuestos e inverosímiles… Gusto leerte… Me sigo pasando…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s